Juego creado por iniciativa de la Secretaría de Marina por conducto del Centro de Estudios Superiores Navales (CESNAV), en el cual se manejan escenarios de:

A. Dominio marítimo.
B. Ayuda humanitaria ante desastres naturales.
C. Pesca y protección de recursos.
D. Operaciones de evacuación de no combatientes.
E. Apoyo ante desastres en el mar.
F. Operaciones de búsqueda y rescate.
G. Seguridad marítima y portuaria.
H. Derecho internacional marítimo para el uso de la fuerza.

Se juega anualmente y es distintivo porque cubre tanto aspectos diplomáticos como militares de una coalición en los niveles estratégico y operacional. La inclusión de agencias o departamentos gubernamentales tales como: Ejércitos, Cancillerías, Secretarías de Estado, Protección Civil, Seguridad Pública, entre otros, son particularmente valiosos para el análisis de las problemáticas comunes.    

Se juega anualmente, es unilateral y del tipo seminario. Participan las escuelas de guerra de las fuerzas navales de las américas.

Su objetivo es Implementar el intercambio y el conocimiento académico profesional, además de proporcionar un foro donde las instituciones participen con libertad académica, con nuevas ideas y se fomente el intercambio de conocimientos, promoviendo así la cooperación estratégica regional mediante el análisis y la solución de crisis internacionales y el empleo ficticio de Fuerzas Navales Combinadas.

 

Se juega en los niveles de conducción de la guerra estratégico y operacional y es del tipo seminario.

Su objetivo es la exploración progresiva de los problemas, marítimos a través del análisis y la resolución de problemas, promueve una mayor comprensión y construye vínculos más fuertes entre todos los países participantes. Este ejercicio permite la expansión de la diversidad cultural, diplomática y militar para generar una perspectiva única en relación al derecho internacional.