Se juega en los niveles de conducción de la guerra estratégico y operacional y es del tipo seminario.

Su objetivo es la exploración progresiva de los problemas, marítimos a través del análisis y la resolución de problemas, promueve una mayor comprensión y construye vínculos más fuertes entre todos los países participantes. Este ejercicio permite la expansión de la diversidad cultural, diplomática y militar para generar una perspectiva única en relación al derecho internacional.